Todas las formas de evitar un embarazo

Hoy en día, con tanta gente en el planeta, se tienen a la mano muchos métodos para no quedar embarazada. Porque tu cuerpo es tuyo, mujer, y el embarazo es algo que te costará mucho más de lo que te dicen. Lo bueno es que hay formas de evitar un embarazo no deseado.

Píldoras anticonceptivas

Las hay de muchas marcas, diseños y presentaciones. Las clásicas píldoras, o los anticonceptivos orales como se les dice a veces, liberan en el cuerpo una mezcla de hormonas, como el estrógeno y la progestina, que evitan que quedes embarazada. De paso, pueden ayudar a reducir los dolores menstruales.

Las pastillas “del día después”

La concepción, contrario a lo que se dice, no sucede durante el coito, sino que puede acontecer hasta siete días después. Por eso, esta pastilla, que se puede tomar hasta 72 horas luego del acto sexual, libera una carga hormonal que inhibe la ovulación (si se administra a mitad del ciclo), altera la motilidad de la trompa de Falopio (dificultando que los espermatozoides lleguen al óvulo), y hace que la membrana del útero se vuelva más delgada (impidiendo que los óvulos fertilizados no pueden adherirse al útero).

Diafragma

Este objeto, con forma de disco, es flexible y de un material fino. Se coloca en el cuello uterino, y debe usarse junto con un espermicida para evitar embarazos no deseados. Debe ser colocado por profesionales. Debe dejarse puesto al menos por seis horas después del coito, pero nunca por más de veinticuatro horas.

Dispositivo intrauterino (DIU)

Este objeto, con forma de letra T mayúscula, se inserte en el útero y puede estar allí entre cinco a diez años. Debe ser colocado por profesionales. Si bien es uno de los métodos anticonceptivos más efectivos, puede causar, en contados casos, sangrados y calambres abdominales.

Inyecciones

Cada tres meses, o cada mes, se puede inyectar, en las nalgas o en el brazo una mezcla de hormonas. Similar a las pastillas, se asegura que tu cuerpo no esté en condiciones para quedar embarazada. Puede causar irregularidades en el ciclo menstrual, o ausencia el mismo.

Implantes

En la parte superior del brazo, debajo de la piel, se pueden colocar unas delgadas varillas de goma, que liberan levonorgestrel, una hormona anticonceptiva. Duran de tres a cinco años, y puede tener algunos efectos secundarios, como pérdida de masa ósea, cambios en el ciclo menstrual, aumento de peso y sensibilidad en los pechos.

Condones

Si un varón dice que la anticoncepción es cosa de mujeres, no es buena idea tenerlo de pareja. El uso de condones tiene más del 90% de efectividad de prevención de embarazos, y protege de enfermedades de transmisión sexual, además de poder ser parte del juego previo, de paso. Los problemas vienen si no se usa el tamaño adecuado, no se ha encontrado el tipo preferido, o si se lo coloca mal. También hay condones de uso femenino.

Abstinencia

En defensa de este método, muy pregonado por las religiones a la gente joven, es el más efectivo de todos. Si no tienes relaciones sexuales (se supone, heterosexuales), entonces las posibilidades de quedar embarazada son de cero.

No tener sexo heterosexual

Las mujeres que sólo tienen relaciones sexuales con otras mujeres (o con personas que carezcan de órganos sexuales masculinos), no pueden quedar embarazadas. Suponiendo, claro, que no sean víctimas de relaciones sexuales forzadas o no consentidas.

Corte de trompas de Falopio

Método definitivo para no quedar embarazada de forma clásica, nunca. Esto impide que los óvulos viajen hasta el útero, cortando la única ruta posible. De esta manera, los óvulos no podrán encontrarse con los espermatozoides, lo que impedirá la fecundación. El ligamiento de las trompas ya no es tan efectivo y puede deshacerse, de esto no hay vuelta atrás.

Vasectomía

Esta operación, que utiliza anestesia local, cierra o corta las vías por las cuales se transporta el esperma. De esta forma, al eyacular no hay esperma, no hay espermatozoides, y se impide el embarazo. No afecta la capacidad de tener erecciones o de llegar al orgasmo.

Busca ayuda profesional, siempre

Por último, si bien los consejos de las abuelas y las amigas pueden ser de ayuda a veces, un embarazo no deseado es cosa seria. No es verdad que si tienes relaciones sexuales por primera vez no puedes quedar embarazada. No hay posición que reduzca las posibilidades de embarazo, y un método anticonceptivo puede no bastar (usa dos, uno tú y otro el muchacho con el que tengas relaciones). Si tienes duda, consulta a ti ginecóloga o médica de cabecera, ya que algunos métodos anticonceptivos pueden no ser adecuados para ti.

Autora del artículo