Cómo detectar amigos falsos

La amistad es una de las mejores cosas que hay. El encontrar personas que te entiendan y a quienes entiendes, y que se ayudan a ser mejores, es algo por lo que merece la pena vivir. Es difícil encontrar buenas amistades que duren toda la vida, pero cuando se encuentran, son invaluables. El problema es que algunas amistades que aparentan empezar bien resultan ser falsas. ¿Cómo detectarlas?

Están contigo, sólo en los buenos tiempos

Esta clase de persona estará más que encantada en ir de fiesta contigo, o asistir a un evento importante, o cualquier situación en donde obtengan algún beneficio. Y, tan pronto como necesites ayuda, en ese mismo momento, no tendrán tiempo, no vieron tus mensajes (aunque los dejen en visto) y tus llamadas no les han llegado.

No asumen responsabilidades

Lo que les pasa no es nunca culpa de ellos. Siempre es por la economía, el gobierno, el clima, la divinidad en la que creen, o de cualquier cosa menos de ellos. Llegará un punto en el que tú serás culpable de todas sus desgracias. Si no asume responsabilidades, es mala señal.

Habla a tus espaldas

Le has contado algo a esa persona, y sólo a ella, y poco después todo tu entorno lo sabe. Le enfrentas, preguntándole si sabe algo al respecto, y ella te dirá, ofendida, que no ha sido ella, que alguien debió escucharles, o similares. Una vez pasa por el beneficio de la duda, pero si ya es la segunda vez, es muy probable que haya una tercera y una cuarta. Esto sucede, en especial, cuando puede obtener algún beneficio.

Nunca te invitan a nada, y siempre cancelan

Tú has esperado el estreno de una película por años, y la has invitado. Esa persona dice que sí, que irá, y a último momento tiene un problema y no puede ir. Esa misma persona nunca te invita a ningún evento, por ejemplo, pago o gratuito. Es entendible que pase un par de veces, pero si es lo normal, es que prefieren estar disponibles para otras personas, o le divierte jugar contigo.

Son muy amistosos cuando necesitan algo

Observa qué sucede cuando él o ella necesitan algo de ti. Se ponen muy amistosos cuando accedes a ayudarles, por ejemplo, pero cuando no puedes, o no quieres, tú eres una mala amiga y te ignoran. Este es un signo claro que serán tus amigos en los momentos en que puedan obtener beneficios por ello, pero tan pronto como noten que no lograrán nada específico siendo tus amigos, irán a por otra víctima o te harán sentir como si fueses una persona horrible por eso.

Nunca tiene dinero

Aquí hay una enorme diferencia entre quien viene de una situación poco acomodada, y quien te invita a comer y desaparece cuando llega la cuenta. Siempre te pide dinero y nunca lo devuelve (una persona honrada o un amigo de verdad te lo repone, en metálico o de otra forma), y si no tiene trabajo, no hace ningún esfuerzo para buscarlo.

Rompe las promesas que te ha hecho

Esto es más frecuente en los casos en que te ha prometido una cosa a cambio que tú hagas algo que les beneficia. “Si haces A, te prometo que haré B”, y cuando ya has hecho A, se olvidan de lo prometido, actúan como si no supieran de lo que están hablando, y hasta se ofenden que les insinúes que te prometieron hacer B.

Se burla de ti en público

Observa con cuánta frecuencia esa persona se burla de ti, en especial cuando le has pedido que no lo haga. Esta es una señal que no te quiere como amiga, sino como una fuente de entretenimiento, a tus expensas por supuesto. Lo mismo sucede cuando es desagradable, te insulta o menosprecia. Pregúntate si lo hace porque se conocen de años y saben que las dos lo dicen en broma, o si su objetivo es causarte daño.

Sientes que no tienes amigos

El tener muchos seguidores, o amistades en las redes sociales, no tiene nada de malo. Lo malo es cuando te sientes sola cuando estás con gente. Es eso que pasa cuando necesitas ayuda y ninguno de tus amigos puede ayudarte, nunca, o cuando sientes que no quieres hacerles un favor a tus amigos porque crees que no se lo merecen. A nivel inconsciente, sabes que no son amigos de verdad.

Autora del artículo