Todos los beneficios de un abrazo

La frase “la risa es salud” tiene buen fundamento como para considerarse cierta. Los abrazos también han demostrado ser una fuente de beneficios, una fuente barata, no contaminante, que quema calorías y no rompe dietas veganas estrictas. Si desea usted saber cuáles son sólo algunos de los beneficios de este gran invento, el abrazo, proceda, estimada persona:

Alivian el estrés

Los abrazos son una de las formas más naturales y rápidas de aliviar el estrés. Al recibir un abrazo, se reduce el estrés causado por el cortisol en nuestro sistema. Además, alivia la tensión a nivel mental y físico, haciendo que cuerpo y mente se relajen.

Disminuyen el miedo a la muerte

Nadie sabe qué pasa después de morir, y nadie ha vuelto de la muerte para contarnos. Lo que se puede hacer, mientras aún estamos con vida, es abrazarnos mucho. Aunque sea un osito de peluche (hay estudios científicos que lo avalan), el abrazar y que te abracen disminuyen los miedos existenciales. Estos efectos se logran aunque solo imagines que te abraza un ser querido.

Aumenta la felicidad

Sí, es en serio. El recibir un abrazo aumenta los niveles de la oxitocina, también llamada la “hormona de la felicidad”. Esto reduce la sensación de soledad, aislamiento y furia, elevando las defensas del cuerpo contra enfermedades. Si el abrazo se mantiene, la serotonina aumenta, elevando el ánimo.

Disminuyen el dolor

Dos de las formas más rápidas y sencillas de aliviar el dolor es decir palabrotas o recibir un abrazo. Como se ha señalado en el punto anterior, el abrazo hace que aumenten los niveles de oxitocina, lo que disminuye el dolor, al aumentar la circulación sanguínea a los tejidos blandos.

Aumenta la confianza y la sensación de seguridad

Cada cultura tiene diversas formas de saludarse, desde lo formal hasta lo familiar. Usualmente, se saluda con las manos, con un “beso seco”, con la cabeza, pero el abrazo es algo más personal. Al abrazar, se dejan expuestos puntos sensibles del torso, cabeza y cuello. Cuando una persona abraza a otra, significa que confía en ella, lo cual aumenta la sensación de seguridad.

Disminuye la depresión y las enfermedades neurodegenerativas

Un abrazo puede aumentar los niveles de dopamina en tu cerebro, lo que se ha comprobado en los escaneos cerebrales. Esto ayuda a paliar los efectos de la depresión, y de enfermedades como el Parkinson. No hacen milagros, pero sí ayudan.

Incrementa la empatía

A veces, no se necesitan palabras para expresar lo que se siente. Aproximadamente un 85% de los mensajes que enviamos no son verbales, y al abrazar a alguien, le estamos diciendo, sin palabras, cosas que sentimos.

Disminuye las posibilidades de contraer un resfrío

Algunas enfermedades, como el resfrío, atacan cuando tenemos las defensas bajas. Como los abrazos generan una cascada de hormonas positivas, esto hace que nuestras defensas suban, lo cual puede cortar el acceso al resfrío común y a otras enfermedades.

Aumenta la autoestima

Desde el momento en que nacemos, el toque de nuestros seres queridos nos demuestra que se nos quiere y se nos aprecia. La relación entre autoestima y el toque gentil de otras personas queda entonces establecida, y la sentimos a lo largo de nuestra vida.

Queman calorías

De nuevo, sí, hay evidencia científica al respecto. El abrazar a un ser querido quema alrededor de doce calorías por vez. Es una forma inusual, pero válida, de ir restando algunas calorías en el día, mejorando la relación y la salud en la familia, de paso.

Bebés bien abrazados = adultos menos estresados

Un estudio de la universidad estadounidense Emory ha encontrado una relación entre los (muchos) abrazos que se dan en la infancia y los (reducidos) niveles de estrés que se sufren en la adultez. De esta manera, se ha llegado a la conclusión que la forma en que lidiamos con el estrés de debe a la naturaleza y a la crianza. A más y mejores abrazos de chicos, menos estrés de grandes.

Es gratuito (y otros beneficios)

Sí, increíble pero cierto. El abrazo es gratuito, beneficia a quien lo da y a quien lo recibe, quema calorías, no rompe dieta de ninguna clase, aumenta los niveles de confianza, mejora la salud a mediano, corto y largo plazo, nos hace más felices y está al alcance de todo el mundo. Y, si la ciencia sigue estudiando, seguro encontrará otros mil beneficios más.
 

Autora del artículo