Maneras decirle a un chico que no te gusta (indirectamente)

Los chicos tienen una ceguera, cultural o genética, a las indirectas. Algunas personas, en genérico, se ciegan ante una realidad que no hace lo que desearían que hiciera. Ya sea que no quieres que él se ilusione, o desees enviarle el mensaje con suavidad que deje de insistir, puedes intentar con esto.

Deja de responder sus llamadas y mensajes

Hay personas que consideran que la atención que les das es igual al cariño que les tienes. Corta toda comunicación y sigue con tu existencia. Si es una persona más o menos sensata, captará la situación, o alguien de sus círculos le hará ver lo que le quieres decir.

Haz lo que él te dijo que le desagrada de ti

“Estarías más bonita si te alisases el pelo”, sigue con tu melena enrulada. “¿Por qué no usas pantalones?”, sigue con tus polleras, del largo o corto que sea. “Serías una gran madre” y tú sólo quieres ir a por el Nobel, sigue estudiando y progresando en tu carrera. Puede que esto rompa la ilusión que se ha hecho de ti y le haga verte como eres en realidad.

Menciona las pocas ganas que tienes de estar en pareja

Quizás él quiere que seas su novia, porque tú no le has dicho explícitamente que no quieres eso (la esperanza es lo último que se pierde). Di lo feliz que te hizo el viajar hacia tal destino, y lo complicado que se te habría hecho si tuvieses que programarlo con una pareja. O que te encanta todo el tiempo libre que tienes ahora que no tienes que preocuparte de alguien más, por ejemplo.

Enumera todo lo que te gusta de un hombre, opuesto a él

Si él es bajo, dile que te gustan altos. Si es del partido político A, dile que prefieres que sea del B. Si es hombre que sueña con una familia, desliza que no tienes la mínima intención de traer más gente al mundo. Si prefiere una vida “natural”, menciona que quieres a un hombre ambicioso que te apoye en tu carrera hacia el puesto de CEO. No vaciles en añadir cosas que él no puede cambiar, como su genética, su familia, etc.

Cancela los planes con él

Hay algunos hombres que trazan planes para asegurare que estarán los dos solos, por ejemplo, en una reunión que parecía ser grupal. Si llegas y sólo está él, o si en un momento todo el grupo se va y quedan ustedes dos, retírate enseguida. Y si te invita a ir a un sitio, los dos solos, dile que no puedes, o no tienes tiempo, o no quieres. Rechaza todas sus ofertas, con un firme y seco “no, gracias”.

Pon en evidencia que estás feliz con tu actual pareja

El te ve con tu actual pareja, y está convencido que serías feliz si sólo te dieses cuenta de lo genial que es él, de lo bien que él te haría, y de cuán equivocada estás al no sacarte la venda de los ojos y mirarlo como él se ve. Saca las fotos de los viajes felices, menciona cuán emocionante fue una feria a la que fueron, comenta las interesantes charlas y experiencias que comparten, y dilo con entusiasmo.

Si todo lo demás falla: se honesta y directa

Así y todo, hay muchachos que no entienden, o que no quieren entender, que no te atrae en lo más mínimo. Si este es el caso, ve y dile, sin rodeos, que no te atrae de esa manera. Corta todos sus “pero qué pasaría si”, hasta que lo entienda. Si lo haces en persona, que sea en un sitio público, con alguien de tu confianza, por si las cosas se ponen feas. Más vale prevenir.

Jamás, jamás, aceptes ser su novia “para no lastimarlo”

Demasiado se nos ha dicho a las mujeres que tenemos que ponernos en segundo lugar, siempre, para el bien de los demás. El entrar en una relación para no lastimarlo está destinado a tu miseria, y a su engaño. Si de verdad te quiere, aceptará que tu felicidad no está con él, y si sólo te quiere “como trofeo”, entonces no te merece. Y peor aún si, estando en esa relación, aparece alguien que de verdad te interesa como pareja.

Autora del artículo