¿Se debe continuar con una pareja que no te atrae físicamente?

Le miras y no ves una imagen que te atraiga. Puede que haya subido de peso, o dejarse estar, o decidió que hacerse tatuajes, un nuevo color y corte de pelo, o algo en su físico general: los motivos varían. Puede que, incluso, eso que te atrajo tanto en su físico ahora ya no te genera lo mismo. Tu pareja ya no te atrae físicamente. ¿Qué hacer?

Esta situación es más común de lo que se piensa (no sientas vergüenza)

El no sentir atracción hacia tu pareja es un tema que surge con más frecuencia de la que se podría llegar a imaginar. En el mundo actual, se valora a las personas por una serie de factores, y la belleza física es una de ellas. Si ves que este tema está empezando a ser un problema en tu relación de pareja, busca ayuda profesional, en especial si es una pareja seria, de años, o si están unidos en matrimonio.

Evalúa qué es lo que los une

Empieza a pensar en todo lo que comparten. Qué es eso que les mantiene unidos como pareja, y cómo ha evolucionado con el tiempo. Si aún hay bases sólidas, y si la falta de atractivo físico no las ha afectado, el problema no es grave. El respeto, el cariño, el afecto, el complementarse y apoyarse son elementos indispensables en una pareja sana.

Pregúntate si la falta de atracción es a causa de su físico o si hay algo más

Puede que tu falta de atracción hacia tu pareja esté tapando otros asuntos, asuntos que no deseas aceptar. Quizás el problema es que tu salud sexual no es tan buena como quisieras, o tengas problemas para satisfacerle. Es más sencillo proyectar tus problemas en tu pareja que aceptarlos, en especial si los consideras vergonzosos.

Analiza si le estás comparando con la pornografía

A algunas personas les molesta hablar de esto, y por eso lo menciono. Quizás has visto demasiada pornografía, y esperas encontrar esas esculturales figuras en tu pareja, o ese tipo de cuerpo que tanto te excita. Y le ves y miras a una persona normal, no a un actor/actriz porno, lo cual hace que tu deseo se esfume, volviendo al porno y cerrando el círculo vicioso.

Observa si es un problema de madurez (la tuya)

En la adolescencia, es común asociar la atracción física con una relación agradable. Con el correr de los años y el aprendizaje de las experiencias, se comprende que se puede ser feliz sin tener a ese actor/actriz favorito/a de pareja. Si no quieres pasar tu vida al lado de una persona que no te atrae, lo mejor es que busques a alguien más.

Piensa en tus planes a largo plazo

Al preguntarles a parejas que llevan décadas juntas sobre el sexo, la respuesta será que es el postre, no el plato principal. La atracción física suele ser un agregado, pero no el principal motivo. Si llegas a este punto, ten en cuenta lo siguiente:

  • Ninguna persona, y ninguna pareja, es perfecta.

  • La belleza que se lleva en la piel, tarde o temprano, se desvanecerá.

  • Si no hay nada que te atraiga de tu pareja porque ya no es físicamente agradable a tus ojos, no le haces, ni te haces, ningún favor estado a su lado.

Sugiere actividades para mejorar su físico (juntos)

Si deseas intentar una ruta algo más sutil, dile que necesitas hacer más ejercicio, pero que no deseas hacerlo sin él/ella. Proponle salir a caminar, correr o nadar, y hagan de ello una rutina de pareja. Las endorfinas generadas por el ejercicio físico mejorarán su estado de ánimo, y ambos se pondrán en mejor forma. Que se algo de pareja: no es recomendable ir a un gimnasio. Recalca lo mucho que te anima el verle allí, contigo, y lo bien que te hace que te apoye.

Dile lo que sucede, con mucho tacto

La sinceridad es importante en este punto. Si no le dices nada, de todos modos notará que algo sucede, y empezará a sacar sus propias conclusiones. Lo mejor es que le aclares la situación, siendo directa y con todo el tacto posible. Si está relacionado con un tema de salud, ponlo en primer lugar, y que te desagrade su cuerpo en último lugar. Si ya no le encuentras interesante y deseas romper la relación, lo mejor que puedes hacer es decírselo.

Analiza si quieres mejorarle o ir a por alguien más

Puedes dejar a tu pareja e intentar buscar a otra persona (o no), o quedarte y ayudar a modificar la situación. Sea cual sea lo que decidas, debes informárselo a tu pareja de forma civilizada.

Cuándo romper la relación

Le has hablado a tu pareja, poniendo el acento en que te preocupa su salud (empieza siempre por este punto), y la forma en que está afectando su relación de pareja. Sus motivos no te convencen, y has llegado al momento en que no quieres tocarle, porque ha pasado de no atraerte a repugnarte. En este momento, si no cambian tus expectativas, y tu pareja no muestra indicios de querer cambiar, es hora de romper la relación.
 

Autora del artículo