Siete motivos para ser feliz a pesar de no tener pareja

Cada sociedad trae consigo una serie de supuestos, que se espera que todos, o la gran mayoría de sus integrantes, cumplan. Puede que algunos de esos supuestos sean compartidos por varias sociedades, o que sea algo único de una sola en particular. Uno de los más comunes es la de tener pareja para ser feliz.

Pero no todas las personas son felices en pareja. Dejando de lado los problemas que pueden surgir, desde los pequeños roces de la convivencia hasta actos criminales, el hecho es que no es necesario tener pareja para ser feliz. Es más, algunas personas son felices al no tener pareja, por más que eso vaya en contra de todo lo que le haya dicho la publicidad, sus abuelos o su amiga, ésa que sueña con tener una boda de cuento de hadas con su príncipe azul, que vendrá a ella cabalgando sobre un blanco corcel.

Si necesitabas que alguien te recuerde algunos de los motivos para ser feliz sin pareja, aquí tienes algunos:

1) Tienes mucha libertad

No tienes que coordinar con tu pareja para decidir si quieres ir a tal o cual lugar de fin de semana, o en vacaciones. Si quieres, puedes tomar ese trabajo que requiere que viajes constantemente, ya que a nadie debes rendir cuentas en tu casa. ¿No quieres comer carne? Puedes. ¿Deseas estar en paños menores, o en menos aún, en tu casa? Puedes. ¿Quieres quedarte leyendo o viendo películas en tu cama toda la noche? Puedes. ¿Quieres gastarte medio sueldo en algo que siempre quisiste? Puedes, aunque ponga a prueba tu ingenio para llegar a fin de mes. Es tu vida y sólo tú tienes derecho a decidir qué hacer con ella. Es una oportunidad para vivir tu vida como la deseas y no tener que disculparte ante nadie, ya que la única persona a la que le debes cuentas de tu vida es a ti misma.

2) Tu salud es mejor en soltería

Al conseguir pareja, ambos sexos reaccionan de distintos modos. Una mujer comienza a perder calidad de vida, en especial en su salud, mientras que un hombre la gana. Una mujer empezará a ser presionada para adquirir más responsabilidades (y la insistencia en que “debes” ser madre se vuelve aplastante a veces), mientras que un varón, por regla general, se relajará. Esto se acentúa con parejas legales, como las casadas.

3) Dispones de tu propio tiempo

Tu tiempo es tuyo, y puedes utilizarlo como se te dé la gana. Ya sea en clases de gimnasio, en eventos culturales, en dormir, en jugar a ese videojuego en línea o en tu celular, a leer, a hacer nada, o lo que desees. Tienes menos tiempo ligado a tus obligaciones y más tiempo libre, el cual puedes invertir en mejorar tu vida o a ti misma, sin necesidad de invertir en una pareja o en una relación.

4) Puedes concentrarte en tu carrera

Uno de los motivos por los que una persona no elige una carrera que le apasiona, es por cómo repercutiría en la pareja. Puede que sea la clase de trabajo que requiere viajes frecuentes, o estadías prolongadas en otras ciudades o países. En algunos casos, la pareja es demasiado insegura para no sentir celos, arruinando algo que te apasiona y obligándote a hacer cosas que no quieres. Al no tener pareja, ese factor deja de tener peso, y el mundo gana una persona feliz de hacer lo que le gusta. Y cuando estás feliz con tu trabajo, no trabajas un solo día de tu vida: los disfrutas todos (o casi).

5) Refuerza tus amistades

Puedes reforzar tu amistad con tu círculo de amigas, en especial si ellas tampoco tienen pareja. Pueden irse juntas de vacaciones, organizar salidas, o lo que se les ocurra. Hay muchas cosas mejores que una cena en pareja, y una de ellas es una cena entre amigas. O merienda, o desayuno o almuerzo, lo que les apetezca. Si viajan, pueden representar el papel de la persona que les gustaría ser, y jugar con el nuevo escenario.

6) Tu dinero en sólo tuyo

Al estar en pareja, ambos deben organizarse respecto al dinero, un tema fundamental en la relación. En cambio, estando soltera, puedes disponer de tu dinero como desees, sin darle explicaciones a nadie, y, por si fuera poco, rendirá más. Si bien no es algo de lo que sea agradable hablar, es común que en una pareja se ganen sueldos distintos, y suele suceder que ese dinero que querías para ti termine llenando un hueco para pagar cuentas, cuentas que no serían tan abultadas de no tener pareja.

7) Puedes concentrarte en tu auto superación

Algo que se les pasa por alto a muchas personas que ansían estar en pareja, o que ya están en una, es que para poder tener una relación estable debes estar feliz contigo misma. Esto es válido para toda persona, soltera o en pareja: la única persona que se tomará el trabajo de asegurar tu felicidad eres tú. Puedes mejorarte a ti misma: estudiar algo que siempre quisiste, concentrarte en tu salud, emprender un proyecto nuevo, explorar nuevos sitios o experiencias. Lleva un anotador, y escribe al final de cada día algo nuevo que hayas aprendido. Cuando te sientas desanimada, toma la libreta y léela: te sorprenderá lo mucho que has aprendido.

Por último, recuerda esta frase de Mandy Hale “Cuando estás casada, se trata de ser la esposa que debes ser, mientras que ser soltera te permite concentrarte en convertirte en la mujer que naciste para ser”.

Autora del artículo