Cómo saber si estás enamorada

El amor es uno de los temas centrales en la historia humana. Junto con la muerte, ha sido inspiración para miles de obras, y ha causado muchas obras grandiosas, sea por el bien que hicieron, o por las desgracias que causaron. Incluso hoy en día, sigue siendo difícil el definirla, pero si tienes dudas si estás enamorada o no, aquí tienes algunas pistas.

Ver esa persona es la mejor parte de tu día

Sin importar cuán malo sea, el ver a esa persona te da la misma sensación que un rayo de sol apartando las nubes de lluvia. Suponiendo que te guste más el sol, claro. Nunca te cansas de verle, y sin importar cuán genial sea tu día, él o ella lo harán mejor si está contigo.

Es la primera persona en la que piensas

No me refiero sólo al clásico “es la primera persona en al que piensas al despertar”, sino a quien deseas contarle primero cuando algo bueno te sucede. También, cuando ha pasado algo malo, es la primera persona a la que recurres a por ayuda.

No temes expresar tus sentimientos en público

Cuando estás enamorada de alguien, no tienes ningún reparo en decirlo. No de forma excesiva (“dime de qué presumes y te diré de qué careces”), sino en pequeños detalles que pueden o no involucrar palabras. No importa que sea aparatoso, simplemente que los dos sepan qué significa.

Aceptas las imperfecciones

Eso del “príncipe azul” no existe, por si necesitabas alguna confirmación. Este muchacho, o muchacha, es una persona y, como tal, tiene defectos. El amor no implica “voy a cambiarle para que sea mejor” sino “evolucionemos juntos, con defectos y todo”. Tiene imperfecciones, y puede que desaparezcan o no con el tiempo y la experiencia y, aún así, le amas.

Te atrae por su interior

La belleza física es efímera y en unos años deja de ser tal, a menos que tengas millones de dólares y un ejército de estilistas y entrenadores personales detrás. Si de verdad le amas, querrás que su salud esté bien, pero no le exigirás que se mantenga bello cual modelo de revistas. Es más que una cara bonita, y cuando la cara bonita desaparezca…

Te gusta ayudarle

Aunque sea haciendo algo que no te resulte atractivo, te agrada el ayudar a esa persona. No porque estés obligada, sino porque sabes que en una relación hay que poner tiempo y esfuerzo de ambas partes, y que él te ayudaría si la situación fuese al revés.

Celebras sus logros (aunque el tuyo haya fallado)

En una relación romántica, las partes se sienten conectadas, y cuando uno de ellos logra algo que el otro no, se siente como un logro. El que tú no lo hayas conseguido y esa persona sí, no te hace sentir inferior, sino que te genera alegría.

Te agrada pasar tiempo con él/ella

Puede que parezca obvio, pero no por eso es menos importante decirlo: si esa persona te agrada y te sientes bien pasando tiempo con él (o ella), sin importar demasiado lo que estén haciendo, es probable que estés enamorada.

Piensas a largo plazo

Es difícil el imaginar un futuro en el que no esté tu amor. Si le amas realmente (y no es solo un fantasía momentánea), entonces pensarás, o planearás, un futuro en común. También dejarás de lado las tentaciones de corto plazo, que podrían arruinar tus posibilidades a largo plazo.

Quieres ser mejor persona

No, no “perfecta”, sino “mejor”. Eres persona, y no serás perfecta nunca, estimada, viene con el paquete de ser humana. Lo que sí puedes hacer es mejorarte, no sólo porque es bueno para ti, sino porque esa persona te hace querer ser mejor, o incluso te estimula a que mejores.

Es tu mejor amigo (o amiga)

Lo más cercano a la pareja perfecta es aquélla en la que no sólo se aman, sino que son mejores amigos (y están de acuerdo en el tema sexual). Siendo secuaces en la existencia, es mucho más fácil comunicarse y entenderse. Además, su relación será mucho más sana y divertida si son amigos.

Puedes ser tú misma a su alrededor

Cuando él, o ella, están a tu lado, sabes que puedes dejar de hacer esas cosas que haces en público, no porque te agraden sino porque se espera que las hagas. Sea en el lenguaje, en la música que escuchas o en expresar lo que piensas, confías en esa persona lo suficiente como para considerarla de tu círculo íntimo.

Puedes confesarle tus debilidades sin temor

Es parte de mostrarte como eres en realidad, lejos de esa pátina que dejas ver a las personas que recién conoces, o a las que deseas impresionar. Incluso si esto significa el mostrarle una parte de ti poco halagadora, sea tus errores pasados o eso de lo que te arrepientes.

Puedes decirle lo que piensas

Relacionado con el punto anterior: puedes decirle lo que de verdad pasa por tu cabeza, y comprenderá que no lo haces para lastimarle, sino porque de verdad es lo que piensas. Sin temer el sonar inmadura, estúpida, o que te preocupas por tonterías.

Estás dispuesta a salir de tu zona de comodidad

Él, o ella, te proponen un plan nuevo, que no habías considerado. Puede que no estés del todo segura, pero si tu amorcito lo propone… Nadie que te aprecie te expondría a algo nocivo o peligroso, y más si te ve temerosa. Por eso, cuando te propone comer algo nuevo, ir a un sitio al que nunca has estado, etc., estarás más dispuesta a intentarlo, al menos.

Tus ex son parte del pasado, y allí se quedaron

Por más que duela el romper una relación, si has empezado una nueva, sana y con una persona a la que amas, tus ex serán algo que ya ha sucedido y que no volverán. Por más que te encuentres con tu ex, e intente seducirte para que dejes a tu actual, el solo considerarlo te desagrada. Comprendes que el pasado, pasado es, e intentas aprender de ello para mejorar tu presente.

Quieres que le agrade a tu familia y amistades

Siendo que planeas tu futuro con esta persona, quieres que sea una relación agradable. Las personas de tus círculos son importantes para ti, y es por eso que deseas acostumbrarles a la idea que has encontrado a alguien especial.

Mantienes tu individualidad, y estás cómoda con eso

Una pareja está formada por dos personas, y una relación sana es aquélla en la que las dos partes mantienen su individualidad. De esta manera, podrán evolucionar a su ritmo, creciendo como persona y como pareja. Si esta es tu situación, y te encuentras cómoda en ella, felicidades, chica, vas por buen camino.

Autora del artículo