Motivos por los que los polos opuestos no se atraen en el amor

Y hoy, en la sección “mitos y leyendas de las relaciones amorosas”, derribaremos uno de los más comunes: “los polos opuestos se atraen”. Si bien en el amor hay química (y física, en muchos casos), las relaciones entre personas no son como los imanes, y esta es la explicación del por qué.

Los valores concordantes son indispensables

Hay personas que priorizan su carrera, otras prefieren ver el mundo. Ella quiere ser campeona de boxeo tailandés, y él quiere ser un padre y amo de casa. Habrá diferencias, claro, pero si no se tienen valores en común, la relación de pareja no sobrevivirá por mucho. ¿Cuánto crees que podrán durar un amante de la familia tradicional con una chica independiente, culta, inteligente y childfree?

Sin objetivos en común, la pareja no dura

Una pareja es, entre otras cosas, un proyecto. Y todos los proyectos requieren de inversiones (dinero, tiempo, recursos, etc.). Si es una pareja que quiere que dure, deberás querer dar tu tiempo y recursos para ello, porque requiere trabajo y tiempo. También tienen tus objetivos personales, que requieren de lo mismo. Llega un punto en que, si no tienen objetivos similares con tu pareja, te preguntas qué valoras más.

Las parejas con personalidades similares son más felices

Aquí pesa más el “ponerse de acuerdo” y la “estabilidad emocional” que otra cosa. Si percibes que tu pareja es similar a ti, tienes la sensación que es alguien “de tu especie”, más allá de la obviedad de ser humanos. Si bien habrá diferencias (dudo que tengas de pareja a tu clon), como en toda relación humana, estos dos puntos tienen mayor peso.

Diferentes sueldos llevan a disputas

Por más desagradable y poco romántico que suene, el dinero es algo importante en la pareja. Ponerse de acuerdo qué hacer con lo que entra, en qué gastarlo, en qué invertir o cómo ahorrar, son puntos que deben de discutirse cuanto antes. Por eso, si uno de sus miembros gana más que el otro, significa que se administrará distinto, y esto afectará a la pareja tarde o temprano.

Sin sintonía sexual no hay tranquilidad

Dejando de lado a las personas asexuales, por lo general buscarás una pareja que te atraiga (de muchas formas, no sólo en la sexual). Aquí entra la sintonía sexual, es decir, qué, cuántas veces, por cuánto tiempo, y si sus fetiches no son traumáticos para la pareja (hay de todo en la viña del Señor). Si uno no siente ganas de tener sexo pero el otro lo quiere todas las noches, no durarán.

Hijos o no”: no hay vuelta atrás una vez nacen

Hijos humanos, aclaro, porque con las mascotas hay menos conflictos. Traer a una criatura al mundo es algo serio, ya que se trata de una persona que dependerá de sus progenitores para todo. Un bebé no “arregla” parejas, sino que causa tanto estrés que puede romperla para siempre. Si un miembro de la pareja quiere hijos y el otro no, no serán felices nunca.

Buscas a alguien que tenga características que desees

Pero a veces hay casos en los que dos personas logran tener una relación de pareja, aun cuando no son tan similares. En estos casos, uno admira o desea alguna cualidad del otro: su inteligencia, su valor, su sabiduría, etc. Como la relación de pareja sana implica aprender y enseñar, te atraerá alguien que sea valiente cuando tú deseas serlo, por ejemplo, porque quisieras ser como esa persona.

El trasfondo similar contribuye a una pareja sólida

Las parejas más estables, que llevan décadas juntas, comparten algunas similitudes. Una de las más frecuentes es compartir un origen más o menos similar: además de la cercanía física, que ayuda a conocer mejor a la otra persona, comprobarás que tienen cosas parecidas que les gustan y les disgustan. Esta afinidad es más común entre gente cercana, como tus amistades.

Una cosa es que te atraiga, otra es que dure

Entonces, ¿por qué te atrae una persona opuesta? Al principio, por curiosidad. ¿Cómo hace esta persona para vivir sin mis parámetros? La novedad es atractiva, pero no tarda en desaparecer. Y es por esto, por al falta de territorio en común, por lo que las parejas de opuestos no duran. Aunque nadie dice que no pruebes, si ambos están de acuerdo, claro.

Autora del artículo