Ideas para el menú de una cena romántica

De tanto en tanto, un pequeño detalle puede hacer maravillas, en especial si nuestra querida pareja está pasando por momentos difíciles. Si prefieres algo más elaborado y que se pueda disfrutar de a dos, una cena romántica es una buena idea. Aquí tienes algunas ideas para el menú.

Para beber

Dos clásicos de las cenas románticas son el champán y el vino. Si sabes combinar platos con bebidas, dependerá de qué más haya en el menú, pero si prefieres tragos algo más elaborados, puedes probar con alguno de los siguientes:

  • Tequila sunrise: coloca hielo en un vaso alto, agrega dos onzas de tequila, cuatro onzas de jugo de naranja, mezcla la preparación y agrega tres o cuatro onzas de granadina.

  • El Devereaux de Freemans: pon en la coctelera algo de hielo, una onza de bourbon, media onza da licor de saúco San Germain, media onza de jugo de limón recién exprimido, y media onza de sirope. Mezcla, sirve en vasos altos con hielo, termina con un vino espumante y decora con una hoja de menta.

  • Rosas en la nieve: pon en una coctelera una onza y media de gin, tres o cuatro onzas de jugo de limón recién exprimido, media onza de sirope, tres a cuatro onzas de agua de rosas y una clara de huevo. Mezcla en seco (sin hielo) para que se mezcle la clara, por medio minuto. Agrega hielo y mezcla de nuevo por medio minuto. Cuela dos veces, la segunda sobre el vaso alto donde servirás la bebida. Agrega dos onzas de agua carbonatada o soda, tres toques de amargo Peychaud, mezcla despacio y sirve.

Aperitivos

Lo simple es mejor, en estos casos.

  • Tarteletas de peras y queso azul: mezcla cuatro onzas de queso azul, una pera sin piel ni corazón cortada en cubos, y crema a gusto. Probar y agregar pizcas de pimienta hasta lograr el sabor deseado, colocar en las tarteletas ya cocinadas y hornear a 175 grados por 15 minutos. Servir tibio.

  • Crostini de chocolate y sal marina: corta una baguette francesa en rodajas diagonales de dos centímetros de espesor y cinco de largo. Colócalas sobre una placa de horno y dale un golpe de calor de dos minutos en la parrilla, dalos vuelta y déjalos por otros dos minutos. Apaga el horno. Pincela uno de sus lados con aceite de oliva, y sobre ese mismo lado una pieza de chocolate. Ponlos de nuevo por dos minutos en el horno apagado. Espolvorea con sal marina y sirve enseguida.

  • Frutillas con crema: simple y delicioso. Utiliza frutillas enteras, pinchos o tenedores de postre y un bol pequeño con crema.

Plato principal

Ya que esta es una cena de tres platos, puedes usar porciones algo más pequeñas.

  • Fetuchinni con ajo y jamón: fríe cuatro dientes de ajo picados en una cucharada de aceite o manteca, hasta que empiecen a ablandarse. Agrega ¾ taza de crema, baja el fuego y cocina por 15 minutos. Mientras tanto, cocina la pasta en una olla aparte, y corta en cubos 200 gramos de jamón. Echa el jamón en la sartén, y luego la salsa sobre la pasta.

  • Salmón al limón con romero: precaliente el horno a 200 grados. Coloca medio limón cortado en rodajas finas en una fuente de horno, de forma que cubra el fondo, agrega dos ramitas de romero, y pon encima dos filetes de salmón, sin piel ni espinas, con dos pizcas de sal. Coloca otras dos ramitas de romero encima, y luego la otra mitad del limón cortado en rodajas finas. Humedece con dos cucharadas de aceite de oliva y hornea por veinte minutos, o hasta que el pescado se deshaga con facilidad con un tenedor.

  • Creps de solomillo: las crepes se pueden comprar ya hechas, y hay muchas recetas para hacerlas caseras (sólo lleva 2 huevos, 125 gramos de harina y 250 cc de leche, cocidas en cada lado en una sartén pequeña con un poco de manteca o aceite). Para el relleno, corta los bordes exteriores del solomillo (uno de 300-400 gramos), filetea el resto y cocínalo en plancha hasta que quede cocido por fuera y jugoso por dentro. Corta en tiras. Coloca una cebolla grande cortada en trozos pequeños en una sartén con una cucharada de aceite de oliva, y cocina hasta dorar. Mezclar en la sartén el solomillo en tiras con la cebolla, añade dos pizcas de sal y coloca en el medio las creps. Enrolla y sirve.

Postre

El helado siempre es bien recibido, en especial con salsa de chocolate o similares.

  • Copa de verano: en vasos de vidrio o en copas sin pie, coloca arándanos, frambuesas, trozos de frutillas y amarettis. Vierte una cucharada de salsa de chocolate encima, y espolvorea con azúcar impalpable.

  • Frutillas cubiertas con chocolate: toma una taza de frutillas, pínchalas y sumérgelas en chocolate blanco o negro. Colócalas en un plato y ponlas a enfriar en el congelador por un par de horas.

  • Fondue de chocolate: en un recipiente para fondue, coloca 150 ml de leche (entera o descremada), y cuando hierva, agrega 100 gramos de chocolate negro y 100 gramos de chocolate con leche. Coloca tazones con frutas cortadas (banana, manzana, pera, papaya, durazno) o enteras (frutillas, uvas). Se come pinchando las frutas y sumergiéndolas en la fondue.

Último detalle: ten un plan B

 Siempre cabe la posibilidad que los astros se alineen y no te sea posible preparar parte de la cena (o la cena entera). En estos casos, ten una opción disponible a mano, ya sea otro plato, el irse a comer afuera, o el pedir una comida que a tu pareja le guste, por más que no sea romántica. A veces, la intención es lo que cuenta.

Autora del artículo