Pruebas de que el amor existe

Todos los días los medios nos bombardean con cosas horribles que pasan en el mundo. Guerra, violencia, crímenes cruentos, todo gracias a la capacidad de transmitir información de forma rápida de un lado al otro del mundo. Sumado a la percepción que cada vez hay menos ganas de enamorarse, ¿hay alguna prueba que el amor existe? Pues sí, las hay.

Hay matrimonios que duran “hasta la muerte” (natural)

La historia es muy similar en todos los países: cuando se legaliza el divorcio, un sector de la población clama al cielo que no habrá más matrimonios duraderos. Lo que dejó de existir fueron los matrimonios infelices, tóxicos, peligrosos o que no funcionaban. Si bien mucha gente casada se divorcia, hay matrimonios que duraron hasta la muerte natural de uno de los conyugues.

La solidaridad es abrumadora en las grandes catástrofes

Cuando hay una inundación, un terremoto, o un incendio, y hay vidas humanas que necesitan ayuda, la ayuda suele venir. Miles y millones de personas de todo el mundo, que pueden que no conozcan a ninguna de las víctimas, donan ropa, comida, agua, dinero, sangre, tiempo, etc., para aliviar el dolor ajeno.

Donantes de sangre, o médula ósea, voluntarios

En algunos países, se paga por la donación de sangre en metálico. En otros, se dan las gracias, algo para cortar el ayuno y poco más. ¿Aumentan las donaciones cuando se recibe un aliciente económico a cambio? Al contrario. Cuando el donar sangre pasa a ser pago, en vez de sólo darte la satisfacción de saber que ayudas a alguien (por lo general, una persona desconocida que puede que nunca sepas que has donado sangre), la gente dona menos.

La donación de órganos va en alza

¿Qué pasa cuando se necesita es un par de pulmones, o un riñón? ¿Qué hace que una persona decida que, cuando muera bajo ciertas circunstancias, sus órganos vayan a salvarle la vida a alguien que puede que nunca haya sabido de su existencia? Y más aún cuando la decisión la toma un ser querido de la persona con muerte cerebral. La donación de órganos suele tender al alza.

Hay quienes renunciaron a un trono por amor

Oh, qué bonita es la historia de Cenicienta... pero eso nunca pasa en la vida real. Lo opuesto, es decir, que un miembro de una casa real renuncie al torno para casarse con plebeyos, eso sí ha sucedido. Y parte del amor es hacer cosas por la pareja, aunque no te resulten beneficiosas, y que sea recíproco. Por ejemplo, Eduardo octavo del Reino Unido, Johan Friso, segundo en la línea sucesoria holandesa, los hermanos Pieter Christiaan y Floris, del mismo país, y la japonesa Sayako Kuroda, la tercera hija del emperador Akihito y la emperatriz Michiko, entre otros.

El Altruismo existe

¿Por qué ayudar a alguien que no te conoce, que no te podrá devolver nunca el favor? ¿Por qué hay gente que ayuda a los demás, exigiendo que no se de a conocer su nombre? ¿Por qué volver al pueblo, para decirle a esa profesora que confió en nosotras, lo mucho que significó en tu vida, si está en un asilo y nadie la escucha? ¿Por qué hacer el bien, si no nos dará ningún beneficio? Estas preguntas pueden tener muchas respuestas, pero todas tienen una en común: el altruismo.

La fidelidad de algunos animales para con humanos

A veces, se trata de un animal salvaje que ha sido rescatado, y que adora a su humano. O de una mascota que recorre cientos de kilómetros para reunirse con su humana. Perros que ladran porque su dueña ha sufrido un percance de salud y alerta a todo el barrio, o que corre hasta encontrar a otra persona que vaya a ver por qué tanto apuro. Mascotas, como el gato llamado Bob, que se quedan con la persona que vive en la calle, compartiendo calor en las noches de invierno aunque tengan los estómagos vacíos.

Hay evidencia científica para probar su existencia

Se ha demostrado científicamente que el amor existe. En el caso de las parejas que llevan más de veinte años de relación, se hizo un experimento en la Universidad Stony Brook de Nueva York. Se le mostró a cada miembro de la pareja una foto del otro, lo cual causó reacciones cerebrales similares. Estas reacciones son las mismas que se encuentran en parejas que acaban de empezar una relación, cuando el otro luce perfecto a los ojos. Si bien es poco común, existe.

Autora del artículo