¿Qué es ser una persona demisexual?

Estos tiempos pueden parecer terribles pero, en realidad, son uno de los mejores tiempos en que se puede vivir. Por ejemplo, las minorías sexuales ahora tienen más recursos para luchar por sus derechos, uno de los cuales es el de la visibilidad: el derecho a decir “aquí estamos, existimos”. Este artículo aporta su granito de arena sobre la demisexualidad.

Es atracción sexual por quien se tienen sentimientos

Una persona demisexual sólo siente atracción sexual si hay sentimientos de por medio. Un muchacho demisexual podrá encontrar atractivas a varias muchachas, pero sólo sentirá deseo sexual por aquélla por la que sienta algo. Qué debe de sentir para eso depende de cada persona.

No es “ser exigente”

Cuando una persona se identifica como demisexual, una de las primeras cosas que se le dice es que tienen un alto nivel de exigencia. La realidad es que ven a esa mujer o a ese hombre y no sienten atracción sexual, por más que esté haciendo lo más sexy que se te pueda ocurrir. Una persona exigente elije: una demisexual, lisa y llanamente, no siente atracción a menos que se cumplan algunos requisitos.

No es exclusivo de una sexualidad, o de un sexo

Hay personas homosexuales que son demisexuales, y las hay bi, hetero o lesbianas, entre muchas otras sexualidades humanas. Esto no dice frente a qué sexo sientes atracción, sino a qué clase de personas te atraen, con las que se cumplen algunos requisitos. Además, está presente tanto en hombres como en mujeres.

No sienten excitación sexual ante el porno

La pornografía abarca un gran abanico de fetiches, por lo que a primera vista se podría pensar que toda persona encontrará algo que le guste en el porno. Una persona demisexual verá pornografía y no sentirá excitación sexual, no porque no sea funcional, o porque tenga alguna enfermedad, sino porque no tiene una conexión emocional con las personas que ve allí.

El tener un lazo emocional no garantiza deseo sexual

El que una persona demisexual sienta algo por otra, no significa que le desee sexualmente. El sentimiento es un prerrequisito, no una garantía. Además, el deseo sexual y la consumación del acto sexual son dos cosas muy diferentes.

Se enamoran mucho menos que el resto de la población

El amor es uno de los sentimientos más usados en el arte, y también uno de los más difíciles de explicar. Lo que se puede decir es que, para que haya amor entre dos personas, deben de conocerse y aceptarse como son, seres imperfectos en continua evolución. Una persona demisexual tiene que sentir una conexión emocional con alguien antes de considerar siquiera tener una cita, por ejemplo. No tienen tanto interés en tener una pareja, porque no todas las personas entienden lo que es la demisexualidad, y eso puede dañar su relación.

Pueden sentir excitación sexual sin atracción sexual

La excitación sexual es una respuesta biológica, de la misma forma que salivar cuando tienes hambre o retirar la mano cuando te pinchas un dedo. Puede que se deba a una serie de motivos, sean físicos o psíquicos, y pueden ocurrir incluso cuando no se siente atracción sexual.

Pueden masturbarse sin problemas

Aclarado el punto anterior, una persona demisexual bien puede masturbarse como cualquiera. Esto puede deberse a que piensa en la persona con la cual tiene una conexión emocional, por desbalances hormonales (como los que se dan en el ciclo menstrual o ante ciertos medicamentos) u otros motivos.

Ser puede ser demiromántico, demisexual, o ambos

Demiromántico significa que una persona siente atracción romántica por personas con las que tiene un lazo emocional. Podrá parecer obvio, pero esto implica, por ejemplo, el tener sentimientos románticos por una persona de tu mismo sexo, siendo heterosexual, o viceversa. Demisexualidad implica el sentir deseos sexuales por quienes se tiene una conexión emocional. Hay quienes son demi en uno u otro aspecto, mientras que otras son ambas.

Es una forma de asexualidad

El término “paraguas de la asexualidad” es usado en la comunidad para referirse a un conjunto de sexualidades que entran en la categoría de asexualidad. Se considera a estar personas en un punto medio entre ser una persona sexual y una asexual. También se habla de la “zona gris de la sexualidad”, porque se considera que la sexualidad de una persona puede variar en el transcurso de su vida.

Autora del artículo